Hernando Trujillo Tiendas

firma colombiana Hernando TrujilloHernando Trujillo el fundador de esta tienda, ha hecho historia en el mundo de la moda. Nacido en Angostura, en el departamento de Antioquia, desde muy temprana edad estuvo vinculado con el mundo de la alta costura.

Este diseñador se trasladó desde muy temprana edad a la ciudad de Medellín, en donde sus padres Carlos Antonio Trujillo y Pastora Cárdenas lo llevarían a la comunidad de los Salesianos, un colegio donde se impartía la educación de la mano de los artes y oficios, con el fin de hacer que los jóvenes fuesen más productivos. En donde este adquiriría una formación técnica, y donde un sacerdote luego al ver que su afinidad con la tipografía era bastante precaria, decidiría involucrarlo en el mundo de las agujas y el dedal, oficio que trazaría el curso de su vida y que siendo un niño ya empezaba a despertar interés entre sus vecinos y amigos por las habilidades que poseía para este.

Su buen gusto, cuidado por la estética y capacidad para el diseño lo llevaron a convertirse en el diseñador dueño de una casa de renombre en Colombia. Desde la temprana edad de 17 años Hernando Trujillo, debe hacerse responsable de la familia luego de la muerte de su padre, asumiendo el rol de cabeza del hogar desde aquel entonces cuando abriría su primer taller para trabajar desde la casa.

La empresa de Confecciones Colombia seria abierta y Hernando Trujillo se vincularía a esta como un obrero más, donde sacándole toda la ventaja que tenía a estar cerca de todos los diseñadores y de esta forma desarrollar sus habilidades. Cuando tiempo más tarde llegaría a ser asistente del director técnico. Además de estar tan de cerca de los temas de la confección, aprendería también el arte de manejar los negocios, que más adelante pondría en uso para el manejo de su propia marca.

Años más tarde Hernando Trujillo contraería matrimonio con Oliva Palacios y tendría seis hijos. Con su esposa el continuaría trabajando para un cierto número de clientes que poseía desde aquel entonces. Fue entonces allí cuando Hernando Trujillo comenzaría a soñar con montar su propia empresa. El camino fue largo trabajando con mucha gente y en muchas partes hasta llegar a instalarse en una de las mejores zonas de la ciudad de Bogotá, Colombia conocida como Chapinero, en donde montaría su primer almacén.

En el año de 1973 muere su esposa, tardando un tiempo más en rehacer su vida. Con la ayuda de su familia logro poner en pie una marca que cuenta con tiendas nacionales y en el exterior, estando activo durante un largo tiempo consecutivo, moviéndose finalmente a la ciudad de Medellín en busca de mejores aires por cuestiones de salud y en donde vive en la actualidad.

Lamentablemente las tiendas de la firma Hernando Trujillo llegaron a una etapa de liquidación, en las que al enfrentar la crisis que se presentó al competir con nuevas marcas, elevados costos laborales, y sobre todo las importaciones procedentes de China, obligaron a cerrar la empresa Hernando Trujillo S.A.

Fuentes externas también aseguran que la compañía desde ya hace un gran tiempo presentaba problemas económicos. La sociedad Diseños y Confecciones seria liquidada y causo un gran impacto en el medio empresarial, siendo durante tanto tiempo un orgullo no solo para la familia, sino para la industria de la moda en Colombia, logrando destacarse y dejar en alto el nombre de Colombia, al lado de otras marcas reconocidas en el mercado.

Luego entonces de 47 años de los cuales estuvieron presentes en el mercado, se dieron cuenta de que las mejores cifras para la compañía fueron en las décadas de los 80’s y los 90’s. Por aquel entonces gozaban de decenas de tiendas de Hernando Trujillo en Colombia, tiendas en los Estados Unidos, Panamá y el Ecuador.

A través de los años el patrimonio que poseía la compañía fue decayendo, por una parte la producción se incrementó pero simplemente no se pudieron cubrir los gastos, afirma un vocero de la firma que con nostalgia se dio cuenta de que todo había acabado. Dentro de todos los comentarios que suelen generar este tipo de noticias, en el año 2002 Hernando Trujillo abandono el liderazgo de la compañía debido a problemas de salud, y serian todos sus hijos quienes luego de hacer ciertos movimientos financieros llevaron a la quiebra a la empresa. Cada año después de que Don Hernando ya no pudo atender más la firma, las tiendas generaban menos ingresos que no alcanzaban a cubrir todos los gastos que representaba por aquel entonces, y fue así como iba llegando a su fin una firma con medio siglo de historia no solo en el país colombiano sino también que contaba ya con tiendas Hernando Trujillo en el exterior.

Esta fue una empresa grande, que sin lugar a dudas vivirá en la memoria de todos los colombianos. En el momento de su liquidación quedaba la posibilidad de que algún inversionista apareciese o incluso un comprador, pero los tres sindicatos que tenía la compañía ahuyentaban cualquier posibilidad de salvación. En el proceso que se lleva a cabo de cierre de la firma, su propietario está muy pendiente de que a ninguno de sus trabajadores se valla a fallar en un final tan delicado para todos.